• Solicitar presupuesto
  • Solicitar presupuesto

Últimas entradas

Seducir al traducir: la traducción en la industria alimentaria y en la hostelería

2 noviembre, 2011 Publicado por

Los textos que generan tanto la industria alimentaria como la hostelería tienen básicamente dos propósitos: informar acerca de un producto y venderlo. Ejemplos típicos de estas áreas de traducción son las etiquetas alimentarias, las cartas de los restaurantes, los catálogos y las fichas informativas sobre productos.

Los textos alimentarios son normalmente tan cortos y están tan omnipresentes en nuestras vidas que a menudo ni nos fijamos en ellos. Ya sea en el caso de las etiquetas, cuyo contenido puede resultar abstracto y poco atractivo, o porque seamos víctimas de una lectura apremiada por el apetito (en el caso de la carta de un restaurante), o bien porque los textos estén dirigidos a un público reducido y especializado (como puede ser el caso de los catálogos de producto).

Los etiquetados requieren una labor de investigación cuidadosa con los nombres de los aditivos y los ingredientes, pues su función es la de informar de manera precisa acerca del contenido del producto. En estos casos, a la hora de traducir hay que seducir con la palabra, a la vez que se debe mantener esa necesaria precisión. Esto puede convertirse en uno de los grandes retos de la traducción alimentaria por varias razones.

Seguir leyendo

Arte al desnudo: erotismo y algo más

8 febrero, 2011 Publicado por

Hace tiempo que echo de menos a un buen amigo. Se llamaba Miguel Hernández y era poeta, como el poeta Miguel Hernández, casualidades de la vida. Que él y yo naciéramos el mismo día no es solo otra coincidencia, también nos hacía compartir un alma parecida. Era un empedernido lector (mezcla de locura y vicio) de poesía, literatura, filosofía, historia y arte, lo que lo convertía en un apasionado orador, tan polémico y perverso como sensible y esteta. Podía estar hablando hasta la saciedad, sobre todo de arte, y especialmente de una de sus categorías estéticas: la belleza. Decía que todo lo que es bello es erótico, y produce placer, por eso mismo todo lo erótico es bello.

Seguir leyendo

‘Eros es más’, diacronía vital y sensual del arte

8 febrero, 2011 Publicado por

Eros es más: ensayos sobre arte y erotismo es la edición impresa del primer seminario sobre arte y erotismo que tuvo lugar entre marzo y abril de 2008 en la Fundación Picasso de Málaga. El libro propone un sugestivo viaje a través de diversas expresiones artísticas. Se trata de una diacronía —una sí, pero no la única posible; de hecho, ha habido un segundo seminario y habrá un tercero, lo cual demuestra que la cartografía del erotismo es vital e inagotable— que arranca en la Grecia clásica y discurre por el Oriente budista, hindú e indo-islámico, por las lánguidas posrománticas, las lolitas finiseculares, las vampiresas, el eros fílmico y hasta el ciberespacial.

Seguir leyendo

Epílogo para una gran ciudad: la ciudad inacabada que desoye su historia (3/3)

9 diciembre, 2010 Publicado por

El hombre se distingue del resto de los animales por su capacidad de imaginar, crear e inventar. El arte es una invención exclusiva del ser humano y, antes de que este buscara la belleza absoluta en sus formas, el arte fue un modo de liberación, expresión y comunicación. La formación de la ciudad es la mayor creación a la que puede aspirar el hombre, siempre en perpetua rivalidad y confrontación con la Naturaleza.

Ciertos idealistas ven en la ciudad el lugar donde crear la obra de arte total, ya que en ella se aglutinan todas las artes: pintura, arquitectura, escultura, mobiliario urbano, jardines, publicidad gráfica, rótulos con texto, con signos, con símbolos abstractos. Desde Duchamp todo objeto puede ser arte, según se mire.

Seguir leyendo

Epílogo para una gran ciudad: la suspensión del tiempo en un mundo impaciente (2/3)

29 noviembre, 2010 Publicado por

Hay nuevos lugares donde la sociedad capitalista puede rentabilizar sus inversiones: los centros comerciales y de ocio. La sociedad se refugia en estos espacios de encuentro donde habita y desarrolla todas aquellas actividades que antes sucedían en las plazas, calles y mercados. Los centros comerciales son pequeños núcleos habitables dentro de la propia ciudad, sin ruido, contaminación ni peligro, aunque inconexos con ella por su atemporalidad. La noción del tiempo desaparece, de manera que no distinguimos los cambios de luz, del día o de la noche. En una cultura mediterránea este hecho es importante, pues se vive de cara a la calle y en contacto directo con el sol, que es el que marca el ritmo vital y natural de nuestras vidas.

Seguir leyendo

Epílogo para una gran ciudad: la ciudad como mancha de aceite (1/3)

19 noviembre, 2010 Publicado por

Roma, a finales del siglo XVI y gracias al Papa Sixto V, sufrió una transformación urbanística única y sin precedentes. Tanto el residente romano, que presagiaba el cambio, como el visitante romero, atraído por una renovada Tierra Santa, pudieron mantener, a partir de entonces, un discurso receptivo con los nuevos edificios y las esculturas barrocas que se estaban construyendo, que se habían situado estratégicamente en puntos focales del recorrido que todo peregrino, o no, debía realizar en su vía crucis.

Los aspectos estéticos, visuales y artísticos adquirieron progresiva relevancia y, como en un gran teatro, la ciudad se convirtió en espectáculo y las calles, junto a las plazas, en lugares de encuentro, comunicación y vivencias. El ciudadano vivía vinculado a sus expresivos monumentos y la ciudad evolucionaba y crecía alrededor de ellos.

Seguir leyendo