• Solicitar presupuesto
  • Solicitar presupuesto
Preguntas frecuentes

Consultoría lingüística

¿Puedo enviar documentos con extensiones HTML, XHTML, XML, PHP, etc.?

Además de las extensiones más habituales en procesamiento de textos y maquetación (DOC, DOCX, PAGES, INDB, etc.), podemos corregir archivos en otras muchas extensiones, como HTML, XHTML, XML, PHP, etc.

Tenga en cuenta que si va a enviarnos sus archivos a través de los procedimientos de adjuntar al pedido o desde el formulario de solicitud de servicio, deberá remitirnos los documentos comprimidos en una sola carpeta. Por motivos de seguridad, nuestro servidor no aceptará archivos no comprimidos de esta forma.

Temo que el corrector efectúe numerosos cambios y el texto ya no me parezca propio. ¿Cambiará mucho mi texto tras la intervención de un corrector de estilo?

El corrector de estilo realiza las modificaciones estrictamente necesarias para que el texto sea normativo y homogéneo, pero no incorpora ornamentos a partir de sus propios valores estéticos. El revisor trata con objetividad el texto que va a corregir.

Cualquier cambio efectuado por el corrector tiene siempre un motivo. A veces, lógicamente, no es el único cambio posible o se pueden proponer opciones alternativas para que el cliente decida cuál de ellas le convence en mayor medida. Es innegable que hay aspectos de la corrección que no admiten segundas lecturas contrapuestas (especialmente en ortografía), pero hay otros aspectos que sí admiten alternativas. Todo depende del tipo de texto y del estado en que nos llega.

Solo en ciertos casos de reescritura el texto puede llegar a cambiar de forma importante. Si un texto solo se somete a una corrección ortotipográfica y de estilo, se mejorará su calidad y se eliminarán los errores, pero el autor seguirá reconociendo el texto como propio.

¿Qué cualificación tiene quien va a realizar mi encargo de corrección, redacción o reescritura?

El perfil profesional medio del corrector o redactor es titulado universitario (Filología, Periodismo, Traducción) con un mínimo de cinco años de experiencia demostrable en corrección ortotipográfica y de estilo (en el caso de los correctores), y con un mínimo de diez años de experiencia en redacción profesional en medios impresos o en línea, o en empresas editoriales y de traducción (en el caso de los redactores).

¿Recibiré mi texto corregido con indicaciones de los cambios?

Los correctores no justifican cada una de sus intervenciones, pues se alargaría enormemente el proceso de la revisión. En Stílogo entregamos cada documento limpio y finalizado. En caso de que los archivos de trabajo contengan comentarios pertinentes para el autor, podemos decidir hacer entrega de ellos o de los archivos con control de cambios. La entrega del borrador de trabajo (draft) dependerá de la calidad del texto recibido y de la propia pertinencia del borrador.

¿Qué diferencia hay entre un informe de lectura y un informe de corrección?

El informe de lectura es un servicio adicional a la corrección o la reescritura. Mediante el informe de lectura el corrector o redactor elabora un documento en el que se valoran las fortalezas y debilidades del texto, así como sus destinatarios objetivos y sus posibilidades editoriales. Este servicio tiene un coste independiente del servicio de corrección o reescritura.

El informe de la corrección no conlleva ningún coste adicional. Se trata de un breve descripción de las intervenciones más destacadas que se han realizado a un texto.

¿Cómo se gestiona la corrección de un texto?

Cada encargo está vinculado a un ticket en la sección Soporte, aunque los proyectos también pueden gestionarse por e-mail. Por lo general empleamos la sección Soporte porque se trata de un espacio de comunicación privado entre el cliente y el gestor del proyecto. Esta utilidad de la plataforma asegura el seguimiento del proceso de corrección por parte de un supervisor.

En las correcciones intervienen siempre un corrector y un supervisor. Este último puede asistir al revisor durante el proceso y proponer enmiendas o realizar sugerencias gracias a que todo el proceso queda trazado en la plataforma. El sistema de tickets garantiza la correcta trazabilidad del proceso de corrección, aunque si usted prefiere que nos comuniquemos por e-mail o por algún otro medio, así lo haremos.

¿Qué diferencia hay entre corrección y reescritura?

Los servicios de corrección se realizan a aquellos textos que sus autores han dado por finalizados. En ocasiones, sin embargo, recibimos encargos para producir textos a partir de guiones con contenidos que no están desarrollados plenamente, o se nos remiten documentos que no están bien organizados en cuanto a exposición y legibilidad. Stílogo interviene para que estos textos admitan una lectura efectiva, dispongan de coherencia y produzcan el impacto deseado.

Este tipo de servicio obliga a una intervención más profunda del redactor, que puede modificar el original en mayor medida, agregar fragmentos completos y alterar el orden de lo expuesto si con ello se gana en claridad y efectividad expresiva.

La reescritura es un servicio lingüístico capaz de transformar un texto producido en condiciones apresuradas (o por escritores ocasionales y sin formación en lingüística ni creación literaria) en un texto perfectamente legible y acabado.

¿Qué modelos normativos sigue Stílogo para la corrección, reescritura y redacción de textos?

En lengua española Stílogo emplea el estándar del español de España y sigue las publicaciones de referencia de la RAE (Diccionario de la lengua española, Diccionario panhispánico de dudas, Nueva gramática de la lengua española y Ortografía de la lengua española), el Manual de estilo de la lengua española de Martínez de Sousa, el Diccionario del uso del español de María Moliner, diversos diccionarios de sinónimos y antónimos, de dudas y dificultades, y diccionarios técnicos de múltiples disciplinas.

En lengua inglesa seguimos el estándar de Reino Unido y usamos la publicación de referencia English Style Guide de la European Commission Directorate General for Translation (Dirección General de Traducción de la Comisión Europea). Sin embargo, a petición del cliente nos ceñimos a otras guías de referencia, tales como The Chicago Manual of Style (para inglés de EE. UU), The Canadian Style (inglés de Canadá) o ABC National Radio Style Guide (inglés de Australia). Asimismo empleamos los principales diccionarios generalistas según la variedad de inglés que requiera el cliente (Oxford, Cambridge, Collins, Merriam-Webster) y diversas obras de referencia especializadas para lenguajes técnicos específicos.

También podemos redactar el manual de estilo para su empresa o, si ya dispone de uno, lo seguiremos para corregir y redactar conforme a las directrices preestablecidas.

Si desea información acerca de los textos de referencia empleados para la redacción y traducción en los otros idiomas que trabajamos, consúltenos.

¿Cómo calculo cuántas palabras tiene el texto que quiero corregir?

Los procesadores de textos disponen de opciones para calcular palabras (en MS Word > Revisar > Contar palabras). También puede enviarnos sus documentos y nosotros haremos el recuento. Asimismo puede usar herramientas gratuitas como CountAnything. Si el texto está escaneado o fotografiado, realizaremos el recuento manualmente.

Stílogo parece una empresa especializada más bien en textos técnicos, científicos, académicos y de empresa. ¿Puedo enviar un texto literario?

Es cierto que Stílogo se ha especializado en textos técnicos, científicos, académicos y en documentación de empresa. Sin embargo, llevamos redactando, corrigiendo y traduciendo textos de todo tipo (también obras literarias) desde el año 2002.

Aplicamos idéntico cuidado a un texto literario que a uno de otro tipo, y probablemente ofrezcamos más garantías de acabado precisamente porque en nuestros ámbitos de trabajo abordamos lenguajes muy diversos.

Estamos acostumbrados a redactar y organizar contenidos para que adquieran relevancia y sean eficaces, y lo hacemos determinando el público objetivo. Este enfoque es igualmente válido para el ámbito literario.

He optado por la autoedición. ¿Por qué debo corregir mi texto con Stílogo y no con la empresa de autoedición?

Muchas empresas de autoedición ofrecen servicios adicionales de corrección, pero su ámbito suele estar más orientado a la gestión del ISBN, la impresión física de los textos o la presentación de un archivo digital descargable desde una plataforma web. No hay incompatibilidad en confiar su texto a Stílogo y subir el archivo final, ya terminado, a una plataforma de autoedición. Actualmente Stílogo solo ofrece servicios de edición para entornos web, no para impresión física.

En todo caso, debe tener en cuenta que el objetivo último de un texto que se va a imprimir u ofrecer para descarga bajo demanda es estar en condiciones idóneas para ser impreso o descargado, es decir, ofrecer garantías de que el contenido es inteligible y satisfactorio tanto para el autor como para el lector.

Las fases de impresión y promoción son independientes de la calidad e integridad de los textos confiados a autoedición. Stílogo asegura la calidad de los textos para que usted decida cómo gestionar las fases ulteriores.

Tengo un documento para revisar o reescribir. ¿Cómo lo hago llegar a Stílogo?

Puede enviarnos archivos digitales (sin límite de peso) desde el formulario de solicitud de servicio o desde la sección Soporte. También puede remitirnos archivos adjuntos (limitado a 10 MB de peso) por correo electrónico. Puede compartir con nosotros sus archivos desde cualquier solución Cloud (Dropbox, OneDrive, Drive, WeTransfer, etc.). Si el documento está en la web, no es necesario que nos lo remita. Podemos acceder a él si nos indica la URL o dirección web.

¿Qué material puedo aportar para facilitar la tarea del redactor?

Un redactor profesional, con la documentación adecuada, puede aplicar sus competencias a escribir sobre temas muy diversos. En ámbitos técnicos y científicos es posible que necesite acudir al cliente para obtener orientación y certidumbre sobre determinados aspectos.

Cuando se realiza un encargo de estas características —frecuente con documentación de empresa, manuales de instrucciones, guías rápidas, publicidad en general y textos para sitios web—, el cliente a menudo dispone de materiales dispersos o desordenados que servirán para facilitar el trabajo de los redactores. Por material facilitado entendemos artículos, presentaciones, manuales de procedimientos, catálogos de servicios y productos, imágenes, vídeos; en definitiva, cualquier documento escrito o gráfico que ayude en el proceso de redacción.

Los redactores ordenan estos materiales, los reescriben y los amplían para producir contenidos originales orientados a las necesidades específicas del cliente, pero elaborados a partir de los materiales que el cliente ha aportado.

El documento draft se preentrega para aprobación por parte del cliente. Se incluye una revisión posterior para integrar las enmiendas de contenido que se requieran.

¿Tiene algún sentido corregir mi texto antes de enviarlo a una agencia, una editorial o una publicación científica?

Aunque su texto tenga valores en cuanto al contenido, la originalidad o la creatividad, es muy probable que sea descartado por un comité editorial si no reúne unos requisitos mínimos de calidad ortográfica y expresiva, y si no dispone de una presentación y una maquetación adecuadas.

Una presentación atildada y una redacción clara confieren credibilidad a los valores potenciales de un texto. Por tanto, siempre tiene sentido corregir un texto antes de distribuirlo, pues se incrementarán sus opciones.

¿En qué formato debo enviar mis textos para corregir o reescribir y cómo recibiré los documentos finalizados?

El formato idóneo para trabajar es un archivo digital editable en cualquiera de las extensiones más habituales: DOC, DOCX, XLS, XLSX, PPT, PPTX, INDB, etc. Básicamente podemos trabajar con cualquier tipo de formato y extensión, si bien hay extensiones que pueden limitar la intervención del gestor del proyecto en caso de que no admitan una conversión plena a formatos compatibles con el procesado de textos.

Remitimos los documentos finales tanto en archivos editables (por si necesitara efectuar alguna modificación posterior del texto) como en PDF, siempre que el tipo de archivo permita una conversión adecuada a PDF. El archivo en formato PDF le permite conservar el documento tal como nosotros se lo entregamos.

Necesito revisar o reescribir mi libro, artículo, tesis, etc., pero quiero garantías de confidencialidad. ¿Quedará constancia de que he acudido a los servicios de una empresa especializada?

La relación comercial entre Stílogo y sus clientes es absolutamente confidencial. Los clientes que aparecen publicados en nuestra web son siempre empresas y entidades públicas, nunca personas físicas. Mantenemos absoluta reserva acerca de quiénes son nuestros clientes particulares y de los encargos que nos encomiendan. 

Cuando mostramos algún ejemplo de trabajo realizado para una empresa, lo hacemos únicamente tras haber solicitado conformidad al cliente. Del mismo modo, si una empresa para la que hemos trabajado no desea aparecer entre nuestro porfolio de clientes, respetamos su decisión. Nuestros testimoniales están igualmente sujetos a esta condición de conformidad por parte del cliente.

Por otra parte, nuestros colaboradores deben firmar un compromiso de confidencialidad antes formar parte del equipo de Stílogo.

Para saber más sobre nuestra política de protección de datos y confidencialidad, pinche aquí.

No he encontrado un servicio específico de maquetación. ¿Pueden maquetar mis textos?

Ofrecemos servicio de maquetación tanto para impresión como para descarga en formato electrónico. Necesitamos comprobar previamente las características concretas del documento a fin de poder calcular el tiempo necesario para su maquetación. Podemos presupuestar la maquetación tanto por horas como por proyecto.

Asimismo ofrecemos servicio de maquetación para web. Si el aspecto de su sitio web es pobre y desea que adquiera mayor potencia, podemos remaquetar los contenidos y modificar otros elementos gráficos. También podemos instalar nuevas plantillas de los mejores fabricantes y adecuarlas a sus contenidos.

No tengo tiempo para producir e integrar textos en mi web, pero quiero publicar novedades cada cierto tiempo y necesito que lo hagan por mí. ¿Ofrecen este servicio?

Nos diferenciamos de las otras empresas de desarrollo web porque, además de crear sitios web robustos, estéticos y con las tecnologías más actuales, incorporamos contenidos redactados con máximo rigor. Podemos desarrollar, mantener y disponer los contenidos para que su sitio web incorpore con regularidad novedades y noticias.

Si los procesadores de texto disponen de opciones de corrección, ¿por qué necesito la intervención de un corrector de estilo?

Los correctores de las aplicaciones de procesamiento de textos detectan ciertos errores, como pueden ser erratas y tildes elididas. Sin embargo, cuando un mismo vocablo puede escribirse con tilde o sin ella, con hache o sin ella, con be o con uve, pues existen ambas formas, el procesador no indicará que hay error, aunque lo haya.

Los procesadores de texto, por otra parte, no pueden discernir si un vocablo o un tiempo verbal es adecuado en un determinado contexto, verificar si el registro empleado es procedente ni aplicar criterios de homogeneidad o de normalización. Tampoco podrá identificar ambigüedades, aliteraciones o cacofonías, y no podrá indicar si hay errores en nombres, alusiones, continuidad, etc.

Las opciones de los correctores automáticos pueden ser útiles incluso para los propios correctores, pero no pueden sustituir el ojo del corrector. El revisor realiza una lectura distanciada, detecta ausencias que a menudo el escritor, demasiado próximo a su texto, no consigue detectar.

El corrector de estilo incorpora las enmiendas necesarias para la comprensión del texto, pero estas enmiendas no dependen solo de la ortografía, sino de otros muchos aspectos que atañen a la coherencia, el tono y la idoneidad.

¿En qué plazo puede estar listo mi encargo de consultoría lingüística?

Podemos entregar correcciones de textos en pocas horas. Como es lógico, el tiempo de ejecución y la entrega dependerán principalmente de la extensión de los documentos, las características concretas del proyecto y de los otros proyectos en ejecución y en cola.

Por regla general, podemos devolver un documento de entre 6000 y 10 000 palabras en 24-48 horas a partir del momento en que el proyecto entra en ejecución. Los plazos ajustados pueden suponer incrementos de precio por urgencia. Revise las características generales de cada servicio para obtener información más precisa sobre cada caso.

Los proyectos de reescritura y redacción necesitan plazos mayores, pues normalmente requieren feedback por parte del cliente, por lo que el plazo de finalización no está por completo en nuestras manos. En este tipo de proyectos Stílogo siempre cumplirá la fecha de prefinalización acordada con el cliente. Esta fecha queda reflejada en la orden de servicio o factura. Las modificaciones que se realicen al proyecto en los días sucesivos (hasta un máximo de 15 días después de la prefinalización) se consideran adicionales a la fecha de entrega, por lo que en ningún caso invalidan la primera fecha de entrega, o fecha de prefinalización.

¿En qué consiste un informe de lectura?

El informe de lectura es un servicio adicional a la corrección o a la reescritura. El corrector o redactor elabora un documento en el que se valoran las fortalezas y debilidades del texto, así como sus destinatarios objetivos y sus posibilidades editoriales.

Con el informe de lectura, el autor del texto dispone de información independiente sobre la calidad y la originalidad de su obra, la pertinencia del registro y el estilo empleados, y obtiene una evaluación profesional sobre los recursos expresivos, la estrategia narrativa o expositiva y los aspectos a mejorar.

El informe de lectura se emplea para valorar la calidad y el potencial comercial de las obras literarias, pero también para estimar la calidad y la idoneidad de los contenidos en obras divulgativas, científicas, técnicas, etc.