• Español (Spain)
  • English (United Kingdom)

ssl stilogo

ESP cabecera_stiblogo

Naturaleza hiperrealista en el cañaveral de Marcos: Cañada real en el Jardín Botánico
Arte
Escrito por Francisco Javier Villalba Bueno   
Martes, 10 de enero de 2012 18:37

antequera marcos_canada_stilogoEl domingo 15 de enero Marcos Antonio Cañada —colaborador de Stíblogo— inaugura su tercera exposición individual en el Jardín Botánico-Histórico La Concepción. Expone veintisiete óleos y acrílicos sobre lienzo con un único tema, el paisaje, si bien en sus vertientes natural y urbana, por lo que seguro que no quedarán resquicios a la indiferencia para quienes sean más afectos a uno u otro tipo de espacios.  

Leer más...
 

Artículos relacionados

Velázquez, Picasso, Antonio López y Víctor Erice: visiones de lo cotidiano
Arte
Escrito por Sergio Romero   
Martes, 20 de diciembre de 2011 18:11

el sol del membrillo erice

Aunque Pablo Picasso inventó la modernidad a principios del siglo XX, nunca estuvo tan cerca de la tradición, el clasicismo y la historia del arte como en 1954, cuando inició otra de sus etapas destacadas con la realización de las grandes series, un conjunto de obras con el que quiso rendir su particular reverencia a los maestros del pasado. Manet, Delacroix o Poussin fueron algunos de sus pintores elegidos, a los que ensalzó mediante la libre interpretación de sus cuadros más emblemáticos. Sin embargo, fue con Las Meninas de Velázquez con las que se involucró de forma más obsesiva, sometiendo a un sinfín de transformaciones sucesivas el magnífico cuadro del pintor sevillano.

Leer más...
 

Artículos relacionados

Jaque mate o el arte como juego
Arte
Escrito por Sergio Romero   
Martes, 21 de julio de 2009 13:55

 

luhzinSiempre me ha parecido ver en un jugador de ajedrez al demiurgo por excelencia en pleno proceso de creación. Sentado, inamovible, con la mirada puesta en un solo punto, su extraordinaria concentración define una imagen icónica única, mucho más simbólica que la de un escritor, un pintor o un músico en el momento de su máxima inspiración. Pero, a diferencia de los anteriores, el ajedrecista espera un final, puesto que en realidad toda la elaboración de sus movimientos aspira a un desenlace trágico: vencer al rey, al otro rey, al álter ego. Rey vencido, jaque mate.

Leer más...
 

Artículos relacionados



Clientes destacados

Flecha-arriba