• Solicitar presupuesto
  • Solicitar presupuesto

Archivos

Cómic, el arte denostado

28 julio, 2009 Publicado por

No comprendo cómo ninguna clase de expresión artística se puede llegar a infravalorar, pero en estos tiempos en los que todo es válido —sobre todo cuando median las musas— hay un arte que aún se menoscaba: el cómic

El cómic es un medio de expresión que algunos tildan de menor, frívolo e incluso ligero. Me niego a creer —y he tenido mis dudas— que sea un arte menor. Desde la tira cómica, pasando por el magazine de superhéroes, hasta la novela gráfica de mayor calado, el cómic ha tenido una influencia fundamental en el arte, y especialmente en el cine. Es evidente su influencia en superproducciones americanas con toda clase de superhéroes, pero también en títulos de peso específico, como Una historia de violenciaPersépolis o Vals con Bashir. El cómic atrapa y, una vez que lo ha hecho, puedes tratar de alejarte de su universo, pero ya no te suelta, quedas irremediablemente abducido.

Seguir leyendo

Jaque mate o el arte como juego

21 julio, 2009 Publicado por

Siempre me ha parecido ver en un jugador de ajedrez al demiurgo por excelencia en pleno proceso de creación. Sentado, inamovible, con la mirada puesta en un solo punto, su extraordinaria concentración define una imagen icónica única, mucho más simbólica que la de un escritor, un pintor o un músico en el momento de su máxima inspiración. Pero, a diferencia de los anteriores, el ajedrecista espera un final, puesto que en realidad toda la elaboración de sus movimientos aspira a un desenlace trágico: vencer al rey, al otro rey, al alter ego. Rey vencido, jaque mate.

Seguir leyendo

Homofonía, profilaxis y piernas de seda

16 julio, 2009 Publicado por

La visita al odontólogo no suele ser plato de gusto para casi nadie. Como excepción, me viene a la memoria Wilbur Force, un Jack Nicholson masoquista, en The Little Shop of Horrors, la original, la dirigida por Roger Corman.

Una de las cosas que tiene la sala de espera de una consulta es la posibilidad de hojear y ojear, que ambos verbos encajan aquí, revistas a las que uno no suele acceder motu proprio.

Seguir leyendo